EL LIMBO (COMO UN LUGAR CUALQUIERA)



"Ya no puedo hablar contigo.  ¿Dónde estás?.  No sé cómo romper esa pared. Sé que me observas, me escuchas y me da miedo lo que ves por si te sientes engañada. El búho no calla y habla más de la cuenta. Qué le vamos hacer, es el hijoputa que me repite te hundirás si te emborrachas más de lo que lo haces".

 Descafeinada la voz, para que no me ponga más nervioso. Tom un romántico de esos que no tiene miedo a abrazar a las serpientes. Ya lo decía, y yo calla Tom, pero Tom no sabía eso de dejar de hablar: Duerme entre sus piernas, no dejes de dormir entre sus piernas cuando la encuentres, será vuestra bandera blanca.  Tom no andaba esos pasos de torpe que me temía, tiene razón, ahí duermen los sueños que no rompen los espejos cuando se vuelven a reflejar una y otra vez.

 "Descontando que los nubarrones y los miedos de la guadaña siguen asustando pero ya está, ya paso, hay que aceptarlo... ¿Dónde estás? Quiero hablarte de Tom y sus luces, que tiene razón el cabrón de Tom, y la precariedad es la muerte escondida en la oscuridad dando latigazos, y que le digo a Tom que no quiero ser parte de ese plan, que la espalda me escuece.  ¿Dónde estás? Que en unos días voy a tirar tus cenizas y necesito que vuelvas a ese lugar en el cual podía volver a verte y hablar contigo".

Saludos y gracias

P.D: Dónde estés, te echo mucho de menos, besos y mucho cariño.

DOS LUNAS



Cuando era joven y tenía edad de hacer aviones de papel (como si hubiese alguna edad en la que quedase prohibido) estos los transformaba el diablo en aviones metálicos que surcaban el cielo, lo encapotaban y hacían un ruido que provenía del mismo infierno, cuando cagaban dejaban la ciudad en ruinas, llena de tristezas, de llantos, fosas comunes y flores que acababan marchitándose, aquello ocurría un poco antes de mitad del siglo pasado. Lo cuenta sentado detrás de unas verjas que cercan la cara oculta de la luna. Cuando uno por viejo piensa que ya le ha llegado el tiempo de encontrar la paz, resulta que los hijoputa te agarran y te encierran aquí por siempre.

Ahora entiendo porque cuando te levantas temprano por las mañanas y te preparas el café antes de ir a trabajar, o cuando te acuestas temprano porque al día siguiente tienes que ir al trabajo (siempre llueve sobre mojado) me dices que quieres creer que hay dos lunas, que deben de haber dos lunas.

Saludos y gracias

NOTAS OLVIDADAS 4.0



Que ganas de decirte que te quiero, de cerrar las ventanas, las puertas, de lo que nos mete en el corral a cacarear liturgias como si fuésemos eufemismos de nosotros mismos, y salir de allí. Incluso como rebeldía dejar los platos sucios por lavar, la cuerda con la que en teoría iba a bajarte la luna, dejarla agarrada al ventilador del techo por si algún sujeto gilipollas al pasar por ahí se quiere ahorcar.

Que ganas de volverme a columpiarme en vos, hermosa imagen nosotros desnudos y la muerte paseando por encima de los que obligaron a construir barcos porque anunciaban que hay que zarpar hacía al agujero, debido a que el llevar sandalias en verano, escuchar pianos en los bares y buscar su aritmética en los vasos medios llenos lo habían prohibido.

Que ganas de leer un libro al derecho o al revés y volver a encontrarte, fumar tu sexo sin que tiren un gas que nos cohíba, ni se produzca la prehistoria de los códigos que inciten a asentarnos de nuevo en la escasez como prodigio de las tesis económicas. Que aleteemos, que el caos es hermoso si lo sienten por el orto.

Saludos y gracias

NOTAS OLVIDADAS 1.0.



Me quiero
No me quiero
Me quiero
No me quiero
Me quiero
No me quiero
Me....
Que cabronada es esto
de deshojar margaritas.

Saludos y gracias.

HILLARY



Hillary es una hija de puta
no viene a las últimas cenas
y cuando ha venido se ha ido sin despedirse.
Te jode y, cuando termina se viste y se va,
como si fueses billetes de un dólar
tirados por el suelo que han perdido todo su valor.

Aún así todos la votan...
Creo que perdió contra el gordito ese que tiene
tan malas pulgas, mata hormigas con una lupa
y nadie se le acerca porque le tienen
mucho miedo.

Saludos y gracias