SOBRE MI REVOLUCIÓN INTERIOR



Sabes, despierto por las mañanas, las frías, las que ya ha salido el sol, las que indican nieve, las tormentosas, las grises, las calurosas, y mi primer pensamiento eres tú, como me gustaría que me escuchases, que me ofrecieses parte de tu tiempo para que te hablase de la revolución, aunque pronto te dieses cuenta que yo sé poco de esas cosas, quiero saber, aparento saber, pero quita el esmalte y veras que no hay mucho más, o al menos así lo siento, un abanico de tópicos y lugares comunes, que nos han leído, que nos han dicho, que nos han embutido, claro, claro que son hermosos, pero, vos me entiendes, ¿Qué es en verdad la revolución?.

A veces creo que puede empezar por el bolsillo de tu camisa, quitarle hilo e ir estirando de él, hasta que poco a poco te vaya desnudando tu espalda, tus pechos, tu ombligo y antes de que vuelva a subir la marea, antes de que los huevos salten a la sartén y se frían, lo sé, en ese agujerito, céntrico, síntoma de que los cometas y las estrellas existen, empezaría por ahí una revolución, con la suavidad y lentitud de mis labios, imagínate entonces tus manos en mi pelo, buscando la raíz y el sentido de esa revolución que te la voy anunciando mientras caminan mis dedos por tu espalda, y mis labios suben hasta tus pechos, las aureolas, los pezones, mis manos, y las tuyas diciéndome la intensidad y donde quieres que agarren, que palpen, insisto sin saber explicarlo eso sería para mí la revolución, ¿Sabes hasta donde quiero llegar?

En cierta manera se trata de eso, no, de cambiar el mundo a mejor, de inventar algo que nos haga menos mezquinos y gilipollas por aguantar tanta farsa y no romper esos escaparates llenos de mentiras, donde ya no hay escapada que valga la pena, a donde huir si todo es circular, y a este punto es al que quiero llegar, el que quiero que comprendas, no es difícil, pero tiene que ser antes de que vuelva a sonar el despertador, antes de que te metas en el caparazón de la monotonía y por cansancio no puedas salir de ahí, antes de todo eso, tiene que quedar claro para que no vuelva a habitar más domingos tristes y con goteras en mi salón, que mi mundo mejor, es decir mi revolución, se encuentra en cualquier recoveco de tu piel, en cualquier fantasía que habites, en cualquier palabra que digas y necesites que sea escuchada, en cualquier paso que des y necesites un compañero a tu lado, para no sentirte sola, para comenzar tú también tu propia revolución, ahí estaré yo.

Saludos y gracias

2 comentarios:

  1. Un cantautor que vive por estos lares dice que la REVOLUCIÓN es:

    Me canse de tropezar
    y romperme la cabeza contra la pared.
    Y si no lo cambio yo,
    esta historia se repite
    siempre una y otra vez.

    Hay una revolución despertando
    en el centro de mi espíritu,
    sin violencia ni dolor.
    No hace falta estar despierto
    para ver la luz del sol.

    Cuando cae la noche azul
    luna llora sobre el mar.
    Nadie duerme por aquí,
    todos salen a cazar...
    todos salen a cazar...

    Tu poder es sideral,
    lo que viva en tu interior sera tu realidad.
    Para bien o para mal
    es tu fe la que ellos tienen
    y alimenta tu verdad.

    Cada uno es especial
    y no existe nadie como vos, como yo.
    Cada cual en su misión,
    vos haciendo tu camino
    yo cantando esta canción.

    Cuando cae la noche azul
    luna llora sobre el mar.
    Nadie duerme por aquí,
    todos salen a cazar...

    Devoramos a otros
    sin creer en nosotros.
    Nuestro instinto animal es así.
    Desafiando lo incierto
    es mi ley tu deseo.

    Comencemos ahora,
    y aquí... así

    Cuando cae la noche azul
    luna llora sobre el mar.
    Nadie duerme por aquí,
    todos salen a cazar...

    Cuando cae la noche azul
    luna llora sobre el mar.
    Nadie duerme por aquí,
    todos salen a cazar...
    todos salen a buscar...
    Su amor.
    ABEL PINTOS

    YO CREO FIRMEMENTE QUE EL AMOR ES LA REVOLUCIÓN

    BESOS



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por la canción y por el comentario:)

      Besos

      Eliminar