CANICAS



Dejemos de darnos importancia, de buscarnos, de no encontrarnos, de intuirnos, de vernos y pensarnos sin saber que decirnos, haciendo del silencio un lugar de espera incomodo, inestable, de tratar de comunicarnos sin darle a las palabras la respiración adecuada para no aumentar el riesgo de convertirlas en lo que no son, de ser sumisos de las manecillas que mueven un reloj.... Es más fácil, coger dos canicas y luego dejarlas rodar por múltiples espacios infinitos....

Saludos y gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada