NIÑA, ERA EL NÚMERO 5



La dirección de la calle si no recuerdo mal era donde no puedas encontrar ausencia, y una nota apoyada en el pie descalzo de un maullido te responda una duda existencial, que los trenes silban porque no volverás a conocer la soledad mientras tu piel la cubra todas las noches mis manos sedientas de sed.

                Niña, era el número 5, ¿Lo has olvidado?. Ya me dijo el psicoanalista hijo de puta que tenía tendencia a ser daltónico con ciertos números.

Saludos y gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada